facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

November 18, 2016

Se acerca el fin del año y, entre las visitas a los amigos y familiares y la celebración de las fiestas, seguramente lo que menos esté pensando es en los impuestos. Pero, dejar la preparación de los impuestos para más adelante podría ser un error costoso. Si bien la temporada tributaria empieza recién a mediados de enero, si quiere que sus impuestos afecten a la declaración jurada que presentará en 2017, tendrá que hacer algunos movimientos fiscales antes de que termine 2016.

Movimientos fiscales de fin de año que pueden generar ahorros

Y podría tomarlo como una tradición anual –aunque haya pequeñas alteraciones de las leyes o números de un año a otro, muchos de los fundamentos de los consejos sobre ahorro fiscal siguen siendo los mismos.

Venda las inversiones que dan pérdida y compense las ganancias de capital o los ingresos. ¿Tiene propiedades, acciones u otras inversiones cuyo valor haya caído y esté pensando en vender? Si vende las inversiones antes de fin de año, puede usar el valor perdido para compensar las ganancias de capital (ganancias generadas por los bienes de capital). El excedente de pérdida puede compensar hasta $3.000 de los ingresos imponibles comunes y puede trasladarse a los próximos años.

Optimice sus contribuciones benéficas. Mucha gente tiene como tradición donar todos los años su tiempo y dinero para apoyar causas benéficas. Es algo muy noble y, además, puede tener un beneficio fiscal. El valor de su donación a una entidad benéfica calificada, menos el valor de lo que reciba a cambio, podría compensar sus ingresos imponibles.

Las contribuciones benéficas son deducibles si detalla sus deducciones. Sin embargo, la mayoría de los contribuyentes creen que lo mejor es hacer una deducción estándar --$12.600 para los matrimonios que presentan la declaración en conjunto, $9.300 para los jefes de hogar y $6.300 para los solteros o para los casados que presentan la declaración por separado para el año fiscal 2016. Si le conviene más acogerse a la deducción estándar para 2016 pero cree que podría detallar sus deducciones el próximo año, tal vez le convenga esperar al año que viene para hacer las donaciones.

Difiera sus ingresos al próximo año. Tal vez pueda reducir sus ingresos imponibles para 2016 retrasando el cobro de algunas cosas hasta después de Año Nuevo. Los empleados pueden pedir a su empleador que les paguen el bono de fin de año o la comisión de diciembre recién en enero. Para los contratistas y los trabajadores autónomos, podría ser más fácil diferir sus ingresos ya que lo único que tienen que hacer es esperar para enviar su factura.

No tire a la basura los ahorros de su cuenta de gastos flexibles (FSA). Las cuentas de gastos flexibles (FSA) que ofrecen los empleadores permiten a los empleados aportar dinero antes de impuestos a sus cuentas FSA. Esto significa que no hay que pagar impuesto a las ganancias por ese dinero. Los fondos de la cuenta FSA se pueden utilizar para pagar gastos médicos y procedimientos odontológicos aprobados, como medicamentos recetados, vendas o muletas, así como deducibles y copagos.

Los fondos de la cuenta FSA que no utilice antes de fin de año podrían perderse, pero los empleadores pueden otorgar a los empleados un período de gracia de dos meses y medio o permitirles que trasladen hasta $500 por año. Pregunte a su empleador si ofrece alguna de estas excepciones y planee usar el resto de los fondos de su FSA antes de que desaparezcan.

¿Qué puede esperar hasta después del 1 de enero? Si es de los que les gusta dilatar las cosas, le encantará escuchar que hay ciertos movimientos fiscales que puede hacer después del comienzo del nuevo año.

Tiene hasta la fecha de vencimiento del plazo para presentar la declaración fiscal, es decir el 17 de abril de 2017, para hacer aportes a una cuenta IRA tradicional, computables al año fiscal 2016. El dinero que agregue podría compensar sus ingresos y estará ahorrando para su retiro –un beneficio doble.

El aporte máximo que puede hacer es de $5.500 ($6.500 si tiene más de 50 años) para el año fiscal 2016. Pero, el monto del deducible depende de sus ingresos y de su elegibilidad para acceder a un plan de retiro patrocinado por su empleador.

En resumen. No espere a la temporada tributaria para comenzar a evaluar su situación y poner sus finanzas en orden. Si bien algunos movimientos fiscales pueden esperar, lo que haga de ahora a fin de año podría tener un impacto significativo en su declaración fiscal.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir